El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Estás en: INICIO > HERMANDADES > SACRAMENTAL DE STA MARÍA

Hermandad Sacramental

Hermandad Sacramental del Santísimo y Animas Benditas (Sacramental de Santa Maria)

Parroquia de Santa María

Aunque no se conoce con exactitud la fecha de su fundación, al menos consta que obtuvo el beneplácito del Papa Paulo III- en el siglo Alejandro Farnesio- en 1.541, el cual otorgó una Bula que no fue recibida en la Villa de Utrera hasta el domingo 28 de agosto de 1.541en que se celebró su llegada con una solemne Procesión desde el Hospital de Santa Ana hasta la Iglesia de Santa María.

Pasado los años y según el historiador Juan del Río, habían crecido tanto el fervor y el número de Hermanos de esta Cofradía que llegaron a formarse en la feligresía, dos Sacramentales. La una llamada Hermandad de fuera, que residía en el Hospital de Santa María y la otra en la propia Parroquia denominada de dentro. Así permanecieron muchos años hasta que en 1.714 se fundieron en un solo cuerpo que residiría en lo sucesivo en la Iglesia Mayor y tendría un máximo de sesenta y cuatro esclavos.

En cuanto a la Hermandad de Ánimas del Purgatorio, sabemos que este tipo de Hermandades nació en el marco general de la Contrarreforma, con el objetivo de divulgar los postulados católicos en materia referente a la Salvación, y es especialmente a partir del Concilio de Trento (1.563 ) cuando alcanzaron una enorme notoriedad por cumplir con las recomendaciones que las autoridades eclesiásticas en general hacían a todos los fieles de la necesidad de ofrecer sufragio por los difuntos, y especialmente por la Almas que se encuentran en el Purgatorio.

La cofradía de Ánimas de Santa María aprobó sus reglas constitucionales en Sevilla el 29 de abril de 1.596, siendo Arzobispo de Sevilla, Don Rodrigo de Castro, y bajo la supervisión del provisor y vicario general de la archidiócesis, el licenciado Iñigo de Leziñana.

Entre los principales cultos que recogen sus sencillos estatutos, constituidos en doce capítulos, está la celebración de una misa cantada con responso todos los lunes del año y un novenario de Ánimas, el primer domingo después de la Festividad de Todos los Santos.

En la nómina de sus Hermanos figuran importantes personalidades, destacando nuestro gran humanista y arqueólogo Rodrigo Caro, así como otros eruditos locales como Juan Cintado, o el historiador Juan Boza y Rivera. Ambas Hermandades permanecen unidas desde el 25 de marzo de 1.791 en que obligada por el Supremo Consejo de Castilla- pese a la prohibición expresa que contiene el capítulo I de la cofradía de Ánimas- aprobaron como una sola sus nuevas reglas.

Entre las prácticas cultuales, muchas fueron las festividades, procesiones y misas que los cofrades de esta Esclavitud estaban obligados por regla a asistir, entre otras, los Manifiestos del tercer domingo de mes, triduo solemne durante los días de carnestolendas, en Semana Santa, asistencia a los oficios de Jueves y Viernes Santo, y por la tarde a las procesiones que con insignias y hachas encendidas se hacían por el entorno de la Parroquia. El Domingo de Pascua a los cultos de madrugada y después en cumplimiento de un antiguo precepto eclesiástico, los Hermanos debían acompañar a la cofradía para dar la Comunión y limosna a los presos de la cárcel.

En la actualidad, esta Hermandad organiza en tan señalado día, tras finalizar la Misa Solemne Parroquial, una procesión con su Divina Majestad bajo palio, a la que asisten con banderas e insignias todas las Hermandades de la Ciudad.

El Corpus Christi, la festividad más importante y con cuya asistencia se permitía incluso el indulto de algunas faltas, privilegio este obtenido por la propia Doña Teresa Enríquez, del Papa León XII, por el Breve de 19 de septiembre de 1.515, con el que los Hermanos de la Cofradía de San Lorenzo de Roma, como las demás Hermandades del Santísimo que había instituido esta Señora en el Reino de España, conseguía “ Que si algunos de ellos hubiesen faltado a las oraciones, salmos y otras obligaciones a que su regla las obliga, el Pontífice los perdonan y absuelve de estos defectos, con tal que el Santísimo día del Corpus Christi asistan o hagan asistir a la Solemnísima fiesta del Señor Sacramentado”.

El esplendor y grandeza que las fiestas de Corpus adquirieron en Utrera desde el siglo XVI, son bien conocidos y en este sentido las Sacramentales jugaron un papel extraordinario preparando el fastuoso acontecimiento, en el que no solo intervenían el clero regular y secular con sus diferentes jerarquías, sino también los diferentes estamentos sociales ( nobleza, hidalgos…) y el pueblo en general, mereciendo especial significación por su colaboración en las fiestas los gremios y el propio Consejo de la Villa.

En el siglo XVIII, la Procesión del Corpus, recibía un fuerte golpe cuando por decreto de Carlos III, de 21 de julio de 1.780, se prohibía en Procesiones con devoción a su Divina Majestad, el desfile con danzas de figuras alegóricas del pecado (tarascas y mojarillas) que desfilaban con regularidad hasta entonces. Esta prohibición de componentes carnavalescos y alegres de la fiesta, infringían una herida también a su componente sacro, herida de la que aún hoy se resiente. Pese a ello, el Corpus de Santa María, resulta muy digno, y a el asisten el Consejo con sus Hermandades de Penitencia y Gloria, así como las Sacramentales, el clero y autoridades que acompañan a los pasos del divino Niño Jesús Eucarísticos (talla del siglo XVIII), seguido de la virgen del Dulce Nombre (siglo XVII) y de la elegante y barroca custodia de plata (atribuida a Cristóbal Sánchez de la Rosa, entre 1.682 y 1.748).

 

Estás en: INICIO > HERMANDADES > SACRAMENTAL DE STA MARÍA

INICIO | CONSEJO | FORMACIÓN | PARROQUIAS | HERMANDADES | CARTELERÍA | PREGONES | ITINERARIOS | VIACRUCIS | REVISTA | CURIOSIDADES | CARRERA OFICIAL | ESPECIALES | CONTACTAR
Web Oficial del Consejo de Hermandades y Cofradías de Utrera (Sevilla) | AVISO LEGAL | PROTECCIÓN DE DATOS | CONDICIONES DE USO
MERCURIOESTUDIOS